Barton-Strock

En el proceso de cierre de una propiedad existen constantes intentos de fraude dirigidos al agente de cierre, independiente de la compañía que realiza el proceso, ya se un bufete de abogados o una agencia de seguros. Los agentes de cierre manejan grandes sumas de dinero por lo que cualquier estafa puede producir grandes cantidades de dinero al estafador en un período corto de tiempo. Estos son los tipos más comunes de fraude que estamos viendo hoy:

Secuestro de la Transferencia Bancaria: La mayoría de los agentes de cierre hoy en día sólo financian las transacciones mediante giros electrónicos debido a la alta incidencia de cheques de caja fraudulentos (líder del fraude en la última década). El agente de cierre le pedirá al vendedor sus datos para proporcionarlos al banco y así transferir una suma significativa de los ingresos del vendedor. En este caso, el estafador intentará falsificar la cuenta de correo electrónico del vendedor y enviar un correo electrónico a la dirección del agente de cierre para enviar los fondos a la cuenta del estafador.

En el caso de nuestra firma no aceptamos instrucciones de transferencia a través de correo electrónico. Las instrucciones deben estar en un formulario separado y firmado por el vendedor, el cual se verifica con el vendedor por teléfono y otra vez en el cierre. Por supuesto, el documento se firma y se notariza.

Instrumentos Falsificados: La ley de Florida requiere un cónyuge que no este titulado en la firma de una escritura de venta patrimonial poseída por uno solo de los cónyuges. En estos días de una sociedad muy cambiante y familias rotas, algunas personas no pueden encontrar a su cónyuge para firmar una escritura – o simplemente no desean que el cónyuge sepa que están vendiendo la propiedad. Ellos sólo quieren tomar el dinero en efectivo y estar fuera de la ciudad o del país lo antes posible. Estas personas presentan escrituras falsificadas firmadas fuera de la oficina de cierre o llevan un sustituto al cierre con identificación falsa. Si no se detectan estos instrumentos falsificados no se darán títulos negociables y estarán siempre con un defecto en el título que es más difícil (y más caro) remediar a medida que pasan los años. El agente de título debe estar siempre vigilante y utilizar todas las herramientas, el sentido común y la experiencia.

Estas mismas personas pueden esperar a que uno de los propietarios extranjeros vuelvan a su país de origen durante unos meses. Después, deberá forjar y grabar un título de propiedad de ellos mismo y proceder a “cambiar” la propiedad a un comprador confiable y tener un asegurador de títulos por su agente agente de cierre.

Fraude Hipotecario: El fraude hipotecario ha existido desde siempre. Puede variar desde decir que una propiedad de inversión será la residencia principal del prestatario para obtener una hipoteca más baja, hasta presentar ingresos fraudulentos para calificar para un préstamo mucho más alto del que se pueden permitir. En casi todos estos casos, el Originador de Hipotecas ha ayudado al comprador con el fraude. El fraude hipotecario es un delito grave que será condenado si el prestamista sufre una pérdida.

¿Cómo Se Pueden Proteger Todas La Partes?: Los compradores y vendedores deben contratar a agentes de bienes raíces de buena reputación que siguen la ley y el Código de Ética. Un consejo similar va para el comprador y el prestatario en la selección de un prestamista (corredor de hipoteca), que deberá ser de buena reputación, experimentado, conocedor, y honesto. La parte que selecciona el agente de cierre debe seguir el mismo consejo. Nuestra experiencia al representar compradores y vendedores en las transacciones en las que no somos el agente de cierre, es que los abogados de bienes raíces de buena reputación y experiencia son los mejores agentes de cierre, y por lo general, por un poco o no más que una comisión de cierre. Al final vale la pena.

Por Barton Strock
Socio de Strock & Cohen, Zipper, Law Group | SafeKey Title & Closings LLC
bstrock@strocklawcom
strocklaw.com

 

2 Comentarios

Dejar respuesta