Los Estadounidenses consideran todavía que es un buen momento para comprar vivienda.

Las personas más dispuestas a comprar tienen ingresos por encima de $100.000 dólares.

Las persona que no son actualmente propietarias se sienten mas inseguras de adquirir una casa.

A pesar del lento crecimiento de la economía y un ritmo constate en el aumento de los precios, los estadounidenses en varios estados, consideran que es un buen momento para comprar una casa.

La encuesta, conocida como Oportunidades de Vivienda y Experiencia de Mercado (por sus siglas en ingles HOME) de la Asociación Nacional de Realtors (por sus siglas en ingles NAR), realizada para el segundo trimestre del año, también pregunto a los encuestados acerca de su confianza en la economía de EE.UU. y sobre sus expectativas de vivienda, incluyendo preguntas sobre si cargar una deuda estudiantil golpearía su capacidad de asumir la deuda de una hipoteca.

Del primer al segundo trimestre del año, la percepción tanto de los propietarios como de los inquilinos, no ha cambiado mucho. El 80 por ciento de los propietarios creen que todavía es un buen momento para comprar vivienda (82 por ciento en Marzo) y el 62 por ciento de los arrendatarios (el mismo porcentaje del mes anterior) piensan que es un buen momento para comprar.

“los inquilinos interesados ​​en comprar, continúan enfrentándose a los precios de las viviendas creciendo más rápido que sus ingresos”.

Según Lawrence Yun, economista jefe de la NAR, la encuesta muestra la disparidad entre el pensamiento de confiablidad de los propietarios y de los arrendatarios, debido a la posición en que los ubica el mercado a cada uno. “Los precios de casas usadas superaron su máximo de todos los tiempos esta primavera y han subido en promedio más de un 5 por ciento a nivel nacional a través de los cinco primeros meses del año y aún más rápido en zonas con grave escasez de suministro”, dijo Yun. “La mayoría de los propietarios de viviendas parecen darse cuenta de que sí están dispuestos a vender, probablemente encontraran un comprador con bastante rapidez y podrán utilizar el considerable capital que han acumulado en los últimos años para su próxima compra de casa. Mientras tanto, los inquilinos interesados ​​en comprar, continúan enfrentándose a las opciones mínimas, la fuerte competencia y los precios de las viviendas creciendo más rápido que sus ingresos”.

Según el estudio, las personas mas dispuestas a comprar en este momento son aquellas con ingresos por encima de los $100.000 dólares y de estos, varios viven en la parte media del oeste de Estados Unidos, la región más asequible en este momento.

Los jóvenes adultos no están seguros de ser elegibles si aplicaran para una hipoteca.

Otro dato importante de la encuesta es que dos tercios de no propietarios de la encuesta y la mitad de las personas por debajo de los 35 años con deuda estudiantil, no se sienten seguros de adquirir una deuda hipotecaria. Y varios de estas personas con deuda estudiantil, no propietarios o jóvenes adultos no están seguros de ser elegibles si aplicaran para una hipoteca.

La perspectiva personal de los estadounidenses no cambio significativamente frente a la economía de EE.UU.

Un punto menos de la mitad de los encuestados creen que la economía esta mejorando (49 por ciento), cantidad muy similar a la anterior encuesta HOME, inaugurada en el 2015.

Los encuestados, que son inquilinos de zonas urbanas y del oeste medio del país, son los mas optimistas. Por otro lado, casi dos tercios de las personas que viven en zonas rurales no creen que la economía esté mejorando. Y en cuanto a la creencia de sí la situación financiera de los hogares encuestados mejorará en 6 meses, la confianza disminuyó de la encuesta de Marzo de 58.1 por ciento a 57.7 por ciento, pero se mantiene en niveles inferiores al 2015.

La mayor parte de los propietarios actuales creen que es un buen momento para vender

La creencia de que es un buen momento para vender se esta expandiendo

Con un fuerte crecimiento de los precios en la mayoría de partes del país y las casas vendiéndose rápidamente, la mayor parte de los propietarios actuales creen que es un buen momento para vender (61 por ciento) comparado con el primer trimestre del año (56 por ciento).

“Más propietarios de vivienda reconocen que esta demanda acumulada quizá puede significar que empezamos a ver entrar más oferta en funcionamiento en el futuro cercano”, añade Yun.

No hay comentarios

Dejar respuesta