Miami – Cuando adquieres una casa o un apartamento, siempre sabes lo que estas comprando habitaciones, cocina, baño, conjunto arquitectónico determinado. Además sabes cuanto te va a costar. Cuando compras un loft, la situación es totalmente diferente porque recibes una caja vacía y todo el potencial para crear exactamente el espacio que siempre haz sonado. Por eso no nos puede sorprender el hecho de que tantas personas terminen seducidas por este concepto. Con un loft en tus manos, es más lo que tienes que pensar, imaginar y poner en práctica. Es diseñar un espacio único y personalizado que se convierte en un reto por las exigencias del proceso en tiempo y en dinero.

Cuando se trata de decidir donde debe ir cada habitación o partición, piensa primero como quieres utilizar el espacio, teniendo en cuenta tu estilo de vida y tus prioridades. Por ejemplo, si trabajas desde tu casa, puedes colocar tu oficina cerca de la entrada, o en el primer nivel si tienes un mezanine. Si siempre haz sonado con tener una habitación enorme, no le impongas divisiones definitivas con relación a los otros espacios. La puedes integrar utilizando elementos móviles y sutiles.

También es muy importante tener en cuenta que tanta luz natural entra al edificio, para localizar las áreas más importantes en las zonas mas iluminadas. Lo mejor de tener libertad creativa al planear tu espacio, es que puedes hacer a un lado las habitaciones tradicionales con una función específica cada una. Hoy en día mucha gente quiere y tiene la cocina integrada con el comedor y el espacio de reunión familiar. Esto indica que puedes cocinar, conversar y entretenerte en el mismo espacio, y así integrarte con los miembros de tu familia. En vez de dividir en múltiples compartimentos, trata de crear zonas con múltiples propósitos o divide tu loft en zonas privadas y más sociales.  La flexibilidad es la clave para la mejor distribución de un loft, teniendo la posibilidad de alterar tu espacio de acuerdo con tu estado de ánimo. Piensa como planear tu espacio para que se adapte fácilmente a tus necesidades y evoluciones. Un ejemplo que te puede servir mucho son las puertas corredizas, que te permiten integrar dos espacios o tener más privacidad. Es importante pensar en esta clase de detalles desde el principio para que las puedas incorporar con la estructura de tu loft y con el presupuesto para su realización. Otro elemento importante para tener en cuenta cuando estas diseñando la distribución de tu loft son los sitios de almacenaje como closets, bibliotecas, estanterías en general, pues son necesarias para la vida moderna.

Un loft es un espacio abierto, sin intervenciones, y sin tanta invasión de elementos decorativos. De modo que es muy prudente y conveniente pensar en involucrar la mayor cantidad de almacenaje dentro de la estructura perimetral del espacio, o integrada con los muros divisorios que sean necesarios para el buen funcionamiento del mismo. Algunos ejemplos pueden ser muebles en muros perimetrales que puedan guardar ropa, zapatos, libros, música, televisor y equipos de sonido. Así no tienes que hacer divisiones intermedias que te impiden apreciar un solo espacio. Otro ingrediente que han traído los lofts a nuestra vida cotidiana son los materiales innovadores y de uso exclusivo de fábricas, teniendo en cuenta su herencia industrial.

Ahora utilizamos acero y concreto a la vista, aluminio, vidrios en diferentes terminados, siendo estos, parte de la estetica industrial y que en los lofts se aprecia y desempeña muy bien. Pero por el hecho de vivir en un loft no quiere decir que no puedas involucrar otros materiales. Si buscas un ambiente moderno pero más moderado y con un look más calido, puedes utilizar materiales menos rígidos: escoge maderas, piedras o tapetes para tus pisos. Deja a la vista los muros en ladrillo o si quieres colócales pasta y pintura encima y lograras un ambiente más clásico. Si quieres algo mas original puedes utilizar materiales plásticos, vidrios para divisiones, etc. Cualquier material se puede involucrar en el diseño de un loft, lo importante es lograr una armonia y un balance entre todos estos elementos, para que se adapten a tus necesidades y estilo de vida.

Compartir
Artículo anteriorQue es el Art Deco?
Artículo siguienteApogee Beach

No hay comentarios

Dejar respuesta