Antiguos propietarios de la crisis estarían listos para entrar al mercado.

Washigton – California, Florida y Arizona verán la mayor cantidad de compradores que vienen de vuelta después de la crisis inmobiliaria de hace ya casi una década. Cerca de un millón de antiguos propietarios de 9.3 millones que fueron parte de la crisis, están listos para comprar y 1.5 millones lo estarán durante los próximos cinco años, lo que representa una fuente adicional de demanda de compradores para el mercado de vivienda, según un estudio realizado por la NAR (National Association of Realtors)

Lawrence Yun jefe de economía de la NAR explica que durante la crisis existieron dos ciclos de impagos: el generado por los prestatarios de alto riesgo y el de los prestatarios de rigurosa escogencia.   “Si bien, las flojas normas de préstamo de mediados del 2000 condujeron a la aprobación de compradores de alto riesgo, que finalmente se convirtieron en propietarios en dificultades, la caída de precios de las viviendas y el aumento del desempleo resultó en una gran parte de prestatarios preferenciales también morosos o que se fueron a una short sale (venta corta)”, dijo Yun. “Ahora, estimulados por una economía que mejora poco a poco y el fuerte repunte de los precios de la vivienda,  algunos de estos antiguos propietarios en dificultades han vuelto al mercado, y probablemente serán elegibles en los próximos años.”

A pesar de la nueva fuente de demanda de vivienda de estos compradores de vuelta, Yun dice que el considerable impacto que tuvo la crisis sobre la puntuación del crédito de los prestatarios limitará severamente el número total de los que regresan. “El tiempo adicional necesario para reparar las puntuaciones de crédito o ahorrar para un pago inicial, en combinación con otros factores que se anteponen después de la crisis sobre la calidad del crédito, tales como la falta de pagos de préstamos para automóviles o de tarjetas de crédito, limitará la capacidad de muchos a comprar en el entorno actual de crédito, ” dijo Yun.

Mirando hacia el futuro, debido al tiempo que ha transcurrido y al hecho de que muchos propietarios en dificultades probablemente alquilan y pagan sus facturas de servicios públicos en los últimos años, Lawrence Yun dice que el uso de los nuevos modelos de calificación de crédito como Vantage Score 3.0 y FICO 9 pueden ayudar a mejorar la capacidad de estos compradores para que se conviertan de nuevo en propietarios, y mientras tanto ayudar a los prestamistas a examinar mejor su riesgo de crédito para garantizar su seguridad y solidez en el mercado.

“Las profundas heridas infligidas en el mercado de vivienda durante la crisis finalmente están empezando a sanar; los short sales (ventas rápidas) y los foreclosures (ejecuciones hipotecarias) siguen disminuyendo, y los precios inmobiliarios en algunas partes del país se han recuperado a sus niveles más cercanos a la punta”, añade Yun. “Los prestatarios con crédito restaurado probablemente tendrán la capacidad y el deseo de comprar de nuevo, alentados por los beneficios que a largo plazo ofrece ser propietario de vivienda en una economía más fuerte y con un mercado de trabajo más estable.”

Fuente: NAR (National Association of Realtors)

No hay comentarios

Dejar respuesta